Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 23 el Lun Dic 15, 2014 8:28 am.
Enlaces de interés
Últimos temas
» Expelliarmus Era {VIP}
Miér Dic 08, 2010 12:37 am por Invitado

» Foro de rol DEMENTOR (VIP)
Lun Nov 22, 2010 11:41 pm por Invitado

» Getting Over You {The Vampire Diaries Afiliación}
Miér Nov 17, 2010 5:39 pm por Invitado

» Adivina quién va después
Mar Nov 16, 2010 6:02 am por Reid Cornwell

» Quejas del Foro
Dom Nov 14, 2010 6:14 am por Kathya V'iassüs

» Sugerencias del Foro
Dom Nov 07, 2010 8:46 am por Ruth Moriel

» One Second{Normal}
Sáb Nov 06, 2010 5:58 pm por Invitado

» Proelium ex Catus et Canis - Foro rol
Lun Nov 01, 2010 11:36 am por Invitado

» Utopia Medieval
Lun Nov 01, 2010 12:15 am por Invitado

STAFF
Afiliados VIP
Black Hollow Photobucket

Artemise N. Ellsworth.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Artemise N. Ellsworth.

Mensaje por Artemise N. Ellsworth el Dom Sep 26, 2010 12:29 pm

Datos Personales


Nombre Completo: Artemise Nix Ellsworth.

Edad: 28 años.

Grupo: Galadnor.

Rango: Caballero, rastreadora de Galadnor.

Don: Mimetismo Animal.


Datos Descriptivos


Descripción Física:
Spoiler:
Aparentemente es una joven delgada aunque de estatura más bien alta. Tal vez un poco más alta de lo que se ve a simple vista en otras mujeres, pero todo dentro de lo que se considera normal. Su cabello es ondulado, de un color azabache oscuro y a la luz se pueden observar algunos destellos castaños, siempre está brillante y bien cepillado. Agarrado casualmente en un alto moño.
Sus ojos son de tamaño medio, ni muy grandes ni pequeños. Oscuros, misteriosos y expresivos. Son de un profundo y helador verde y a la luz del sol son más claros que a la luz artificial. Están rodeados de espesas y onduladas pestañas, que hacen sombras en sus mejillas, dándole un aspecto inocente e infantil. Sus cejas son finas, del mismo color que su cabello.
Tiene rasgos finos y delicados, como una nariz pequeña y graciosa, levemente respingada. Sus pómulos son redondeados y se marcan más cuando sonríe. Tiene labios finos y rosáceos, y dientes perfectamente blancos.
Tiende a pintarse la cara con diferentes símbolos cuando realiza su trabajo. Además, bajo su siempre bien cubierto cuerpo, presenta varias cicatrices formadas por los intensos entrenamientos realizados a corta edad; entre ellas, una que surca desde su parte superior del muslo hasta la inferior.

Descripción Psicológica:
- ¿Quién es esa mujer?, es demasiado bella. Creo que haríamos buena pareja -
- Nadie lo sabe, de igual modo, ya podeis ir olvidándoos de ella -
- ¿Por qué decís eso?, ¿acaso no me veis cualificado para cortejarla? -
- ¿Cortejarla?, no me hagáis reír. Esa mujer es el terror del propio terror -
- ¿A qué se refiere?, sea más claro -
- Me refiero a que en sus ojos, la muerte se ve reflejada -


Loba entre lobos. Volcán entre volcanes. El hombre refugiado en silueta femenina. Esa es Artemise.
Totalmente independiente del yugo masculino, la joven procedente de Galadnor, suele ser vista y reconocida por las personas como un ser extraño, totalmente opuesto a lo que para los demás se considera "normal". Ella es antinatural. Completamente única y diferente. Una joven extrañamente concebida para implantar autoridad a todo hombre, mujer o niño que se le cruce por delante. Reina de titanes. Gladiadora entre la propia población masculina. Ella. Mujer con nombre de diosa romana y de poca misericordia recogida en sus manos. Una bestia. Una niña atrapada en cuerpo de adulta. Una mujer entregada a la salvación de la luz pero con un carácter completamente distinto a el de los demás miembros de su Reino. ¿Malvada?, en absoluto. Distinta. Muy luchadora. Pero para nada cruel.

Dura. Fría. Completamente directa y cortante. Cuando ella habla, las estrellas del firmamento tiemblan y la luna se esconde entre nubes. Su personalidad exigente, evita que las personas se dirijan a ella de manera maleducada o agresiva. No lo tolera. Al igual que no permite la mala educación. ¿Qué has osado comunicarte con ella de una manera indebida?, prepárate para escucharla, pues te dará lo que te mereces a base de continuas réplicas. Te prometo que tras oírla, te pensarás dos veces los modos antes de intentar romper ese chocante escudo que siempre mantiene en alto. Infranqueable. Haciendo de ella una humana totalmente impenetrable. Una torreta completamente vigilada por arqueros portadores de flechas envenenadas. Eso es ella. La hermosa y frágil serpiente que impedirá con su mordedura que acabes con ella. Pues antes de derrumbarla, ella terminará contigo.
Odia a la gente, en general, pero ¿y si te consideras uno de esos humanos que piensan que por tener una cara bonita o un alto poder social conseguirán hacerse con el mundo?, malo. Muy malo. Artemise odia, repudia y asquea a todo ser que se crea superior. Niños mimados, personas irrespetuosas, mujeres que se autodenominan diosas y hombres que piensan haber nacido con el don del propio Adonis. Todos, absolutamente todos, sufrirán de la ágil y bien estereotipada lengua viperina de la mujer caballero.

Forjada por hierro y bañada en oro, Artemise es ella misma. Siempre. Pero aún siendo demasiado sincera en ese aspecto, la mujer oculta aspectos de su personalidad que jamás desearía que saliesen a la luz. Siempre en las sombras del propio reino centelleante, movida por el único objetivo que tiene en esta vida que es la servidumbre y la obligación. Agazapada, a todas horas, en su propia amargura y mutilada continuamente por pensamientos que le devoran a cada instante. A cada minuto. Cada segundo. Voces en su cabeza que han comenzado a molestarle y hacerle creer que se está volviendo loca. Depresión. Hundimiento. Su armadura de entereza cae siempre que llega la noche y se ve sola. Abandonada.
Siempre sumida en un aura de misterio e indiferencia. Siempre. Ella. Única. Intangible. Vano fantasma de niebla y sombras. La perfecta esposa y madre si lograses ganar su atormentado y asolado corazón. Mal amado. Maltratado. Jamás amado. Podrido. Aniquilado por sus propios ideales feministas.
Virgen como ninguna y totalmente corrompida por el mundo en el que le ha tocado vivir. Jamás ha mantenido relaciones con ningún hombre, simplemente porque los evita a toda costa. No le agradan. Le aborrecen y, posiblemente, no les ve ni si quiera utilidad.
Amazona de sus propios caminos, guerrera nacida para vivir y morir en soledad. Nadie, absolutamente nadie ha conseguido si quiera ponerle una mano encima. Las mujeres la temen y los hombres, simplemente, se aburren a la espera de conseguir lo único que les interesa de ella: Su virginidad.

La perfección es una mera mentira basada en el egocentrismo. Artemise cree, con todo su corazón, que nadie es capaz de llegar a la estabilidad divina. Ningún ser es el mejor. Ningún ser es el más hermoso. Ningún ser es el más rápido. Ninguno. Es por ello que considera poco ético el reprochar los defectos de las personas. Humillarlas a base de estos, es para Artemise, lo más bajo que podía realizar cualquier individuo existente en el mundo.
La mujer caballero, se considera demasiado suya a la hora de resolver los problemas. Cada cual tiene los suyos y, por lo tanto, cada cual es culpable y responsable de sus actos. Si tú has cometido un problema, ella no tiene porqué echarte una mano. Y mucho menos pretendas ayudarla si por el contrario es ella la que necesita una mano, porque posiblemente lo único que te lleves sea un buen guantazo. Ella no es débil, ¿entendido?, ella no necesita la ayuda de nadie. Ella se las apaña sola y si no, ella se responsabiliza de caer y volver a levantarse por su cuenta.

Realmente obsesiva, cuidadosa y organizada. Le suele dar mil vueltas a las cosas, de tal manera, que su cabeza terminar por sobrecargarse y quedar en estado de shock. Por ello, no os extrañe demasiado si Artemise deja de estar atenta a todo lo que ocurre a su alrededor. Dejadla, tan solo intenta volver a su completa normalidad. Tan solo pretende asimilar de nuevo el mundo por el que está rodeada. Un mundo que aborrece, pero que a la misma vez ama y adora. Al igual que a los animales, posiblemente los seres hacia los que más respeto presenta y mantiene. ¿El motivo?, bastante claro, me parece a mí; pues simplemente se pasa la vida rodeada de ellos.
¿Es que acaso Artemise no siente?, imbéciles. Claro que siente. Y llora. Y se derrumba. Y se pone de pie con las fuerzas cargadas para volver a derrumbarse de nuevo. Siempre tropezando con la misma piedra. Siempre ciega. Con una enorme y larga venda blanca tapando sus ojos. No teme a nada y le teme a todo. Odia a todas las personas pero luego las ama. Desprecia y luego aprecia. Toma una decisión y luego otra. Siempre indecisa. Siempre mujer pero a la vez niña. Sola. Fuerte. Débil. Aterrada. Sí y no. Noche y día. Princesa que no desea príncipe pero que lo anhela en frías y largas noches. Mujer ardiente y a la vez fría. Ella. Artemise.

- Vamos, cariño. Dejadme abrazaros -
- No. Alejaos de mí -
- Lo necesitáis. ¿No lo comprendéis?, estáis demasiado sola -
- Vuestros sucios abrazos no conseguirán satisfacerme -
- Pues entonces seguid así. Hundiéndoos en el Infierno -
- Ya nací en él... -



Datos históricos

Historia:
La luna brillaba intensamente, los lobos aullaban alrededor de ella y se retiraban a sus hogares a la misma que los cazadores humanos se escapaban con el único objetivo de alcanzar a sus presas. Las mismas que aullaban a la luna. El rocío de la mañana sobrecargaba las plantas que también despertaban y el día pretendía deshacerse de su hermana la noche para tomar el control. Un nuevo día había comenzado a dar su fruto en el Reino de Galadnor y la armonía allí concetrada, tan solo fue corrompida por los llantos de un pequeño bebé. En efecto. Artemise nació bajo la luz de un nuevo día, en una bien elegante casa molinera que se alzaba a los pies de un respetuoso riachuelo.
No se sabe si la alegría de sus padres fue lo que alteró a la niña, pero la pequeña, de llanto pasó a risa. Y de risa, a completa felicidad. Un nuevo ser había nacido entre los brazos de una "bruja" y ante la mirada orgullosa de un caballero. Una niña que sería la heredera de todo lo que ahora les pertenecía a ellos.

Los primeros años de su vida fueron amenos. Artemise conoció a muchos amigos en la villa donde residía junto a su familia, y bien era cierto que no paraba ni un minuto en casa. Jugar, jugar y jugar. Aquel era el plan diario de la pequeña, hija de Ellsworth. Su mundo se veía reflejado a la diversión infantil y a la compañía constante de su padre, quien afectó en un futuro a la personalidad de la muchacha. Y es que, desde los 8 años, Artemise fue amoldando y formando un carácter completamente distinto al de las demás damas. Por lo tanto, llegados los 13 años -momento en el cuál las mujeres comenzaban a coquetear e, incluso, a prometerse-, Artemise se entregó por completo a su padre. Aprendió de la caza, del rastreo. Comprendió que la naturaleza debía ser lo más importante para ella. Junto al Reino, claramente. Aprendió artes de combate, sencillas, y consiguió un perfecto manejo con la espada y el arco. Artemise se convirtió en un perfecto caballero antes de que el Reino de Galadnor decidiese aceptarla entre sus tropas.

Los 21 años alcanzaron a la mujer y tras la repentina muerte de su madre, la joven se encargó de las tareas de la casa. Si bien era una perfecta guerrera, también había aprendido a cuidar sus deberes como mujer. Aunque, claramente, no es que fuese demasiado buena en ellos. Aunque eso es caso a parte.
Su padre, Argon, dejó su trabajo antes de tiempo debido a continuos malestares; pero pidió a sus señores que probasen a su hija como reemplazo de él mismo. Varias veces fueron negadas las peticiones del pobre hombre, hasta que finalmente éste fue acompañado por su adorable -ya mujer- niña. No se sabe el por qué aceptaron a verla luchar. Algunos dicen que por la agresividad que desprendía sus ojos, otros por la belleza que erradiaba. Muchos dicen que fue por sus encantos de "bruja", y muchos otros sueltan aberraciones que jamás han llegado a oídos de la propia Artemise. De igual modo, sin importar cómo, la mujer consiguió el puesto que con tanto trabajo su padre había cuidado años y años atrás. Los movimientos de la joven guerrera eran perfectos y no debían ser cuestionados por nada. Ni si quiera por el Rey. ¿El motivo?, ella era buena peleando. Ella lo sabía. Lo sabía porque su padre había sido un gran caballero.

Desde ese día, la mujer se entregó en cuerpo y alma al Reino. Tan solo vive por y para él. Su única vía de contacto humano es con su padre -a quien le presenta respeto y cariño- y no suele tener, socialmente hablando, demasiados compañeros. Sí de trabajo, pero el amor y la amistad han quedado demasiado lejanos para ella. Se convirtió en rastreado por sus increíbles dotes y habilidades y, desde entonces, su único objetivo es la caza.


Familiares:
·Argon Filipé Ellsworth: 45 años. Nacido en Galadnor como caballero de las fuerzas militares del Reino a pesar de su pronta jubilación. Se trata de un hombre calmado, callado y con un duro semblante en su rostro. "Si no sabes defenderte, estás acabado"; ese ha sido su lema desde bien pequeño, algo que aportó a su hija cuando ésta se vió preparada para la formación. Al igual que él, su mayor deseo era el de observar como la joven llegaba a ser aceptada por las unidades militares de los Reyes.
Aún siendo, desde siempre, un hombre sano y fuerte, en estos últimos años ha comenzado a padecer de graves problemas estomacales, lo que le conducen a dirigirse a una muerte temprana.

Wendoline Amadea Ellsworth: Fallecida a los 37 años. Nacida en Galadnor y especializada en la venta de productos curativos, tales como hierbas y fármacos. En vida, era considerada una mujer demasiado mística y desordenada mentalmente. Su matrimonio con Argon, fue meramente inesperado, pues su marido se enamoró de ella por el lado amable, dulce y sumiso que la misma presentaba. Desgraciadamente, a los 37 años, falleció de un grave problema pulmonar. Nunca mantuvo demasiado contacto con su hija y, es por ese simple motivo, por el que Artemise no suele hablar demasiado de ella.


Datos Extras

Enfermedad:

Gustos:
•Disfruta con la naturaleza. Adora la libertad que ésta acompaña y puede llegar a ilusionarse con cada pequeño detalle que la misma pueda proporcionarle. Ella y la naturaleza son uno solo.
•La caza. Si bien disfruta de las maravillas que la propia tierra le da, también peca por probar los placeres que la madre tierra le deja degustar.
•La buena comida. Si Artemise no come, malo.
•La bebida. Posiblemente de las pocas mujeres que disfruta como un hombre de ella.
•Los amaneceres. Le maravilla el disfrutar del frío ambiente encontrado a la mañana. Sobretodo cuando éste le acaricia la desnuda piel.
•Los días lluviosos. Al contrario que a otros, éstos le animan.
•Montar a caballo. Todos los días, a la mañana, realiza un trayecto.
•El entrenamiento constante. Demasiado exigente para este tipo de cosas.

Odios:
•La avaricia. La hipocresía y el narcisismo.
•Las guerras. Aún siendo dura como los rayos, no podría soportar escuchar los llantos de las personas.
•Los hombres que pretenden dominarla y cortarle las alas llamadas "libertad".
•La mala educación.

Fobias:
•La soledad. Su siempre amiga y amada muerte.
•Los hombres. Aún mostrando el suficiente coraje ante ellos, teme a que puedan llegar a hacerle daño.

Otros:
•Tiende a pintarse la cara cuando va de cacería o, simplemente, de rastreo.
•Posee un caballo propio, totalmente negro, al cual llama "Ferris".
•Su labio inferior se encuentra totalmente devorado debido a la constante manía que presenta en mordérselo.
avatar
Artemise N. Ellsworth
Caballeros de Galadnor

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 25/09/2010
Localización : Galadnor. Siempre.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Artemise N. Ellsworth.

Mensaje por Administración el Dom Sep 26, 2010 12:35 pm

Ficha Correcta; Cierro.

Sublime.
avatar
Administración
Admin, Master & Npjs

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 15/09/2010

Ver perfil de usuario http://exumbrainsolem.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.